¿Por qué hay muchas razones para ser piloto de drones?

Los cursos para convertirse en piloto de drones siguen en aumento porque este tipo de aeronaves ofrece un gran número de servicios de gran utilidad, y para tal fin, se necesita de profesionales que las sepan pilotar.

Sin ningún lugar a duda, el desarrollo de soluciones dron dentro del ámbito civil propician que muchas empresas incorporen estas aeronaves a su actividad. Para ello, necesitan captar profesionales que estén cualificados y tengan la formación para manipularlos. La Comisión Europea estima que la industria de drones puede generar 250.000 empleos. Asimismo, hay que tener en cuenta que este sector se empezó a profesionalizar recientemente, en el año 2014.

Desde labores de rescate, controlar las infraestructuras o vigilar el medio ambiente, mantenimiento y revisión de infraestructuras, fotografía y grabación de imágenes hasta fumigación de cultivos o vigilancia de estos son algunas opciones que se barajan en la profesión. No deja de ser una opción muy atractiva para los aficionados del control de radio o robótica.

Cursos de piloto de drones

Actualmente, puedes hacer un curso de piloto de drones en bastantes localidades de España. La parte teórica incluye asignaturas relacionadas con la regulación y normativa de las aeronaves; conocimientos generales sobre estas, comunicaciones, meteorología o procedimientos operacionales, entre otros temas.

Por otro lado, tenemos la parte práctica que consiste en hacer volar un dron y tener soltura en vuelos y aterrizajes. Para tal fin, se realizan prácticas con un simulador o con un dron para interiores. Sin duda, pilotar este tipo de aeronave puede ser sencillo o complicado porque se conectan con muchos satélites. Cualquiera con ciertos conocimientos de control de radio podría volar un dron, pero algo muy diferente es usarlo para realizar tareas que sean profesionales.

1. Salidas profesionales

Una vez que has hecho un curso de piloto de drones te encuentras con varias salidas. Una es poder optar por colocarte en una empresa operadora que tenga su plataforma para volar drones. Nos encontramos con 1.800 operadoras autorizadas para ganar dinero pilotando según la información que arroja Drone Spain.

Por otra parte, está la opción de ser autónomo como otra posibilidad laboral. Uno se puede plantear montar un negocio en este sector. Actualmente, puedes ofrecer servicios diversos o convertirte en un operador ATO que ofrecerá a sus clientes drones para realizar trabajos aéreos. Con una inversión de unos 10.000 euros podrías empezar a invertir en ese negocio y sacar rentabilidad.

2. Normativa que rige la formación

En nuestro país, los pilotos se rigen por una normativa vigente desde julio del 2014 y por la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA) encargada de velar por la seguridad y también profesionalidad de las personas que manejan estas aeronaves de hasta 150 kg.

Estos cursos se imparten solo en centros ATO o autoescuelas aéreas donde se consigue la licencia para poder volar. Por otra parte, hay que tener en cuenta que existen escuelas piratas que no aseguran la titulación oficial.

Finalmente, cabe destacar que es necesario contar con un certificado médico de clase 2, muy parecido al de piloto de aviación comercial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*