¿Es seguro el sistema de Bitcoins?

El bitcoin es la criptomoneda del momento, pues se está utilizando en todo el mundo. Sus rasgos principales son ser virtual y encontrarse descentralizada. Es decir, no la controla ninguna empresa, gobierno u organismo.

¿Cómo funcionan los bitcoins?

Los bitcoins se basan en cuentas de criptomonedas que se relacionan mediante claves privadas. Para comprender su funcionamiento, puedes compararlo con el del dominio de los correos electrónicos. Es decir, las cuentas se relacionan con direcciones de dicha criptomoneda.

Más tarde, usamos las direcciones para recibir los bitcoins, así como las claves privadas que hayamos asociado, las utilizamos para enviarlas. Medimos el valor de cada bitcoin con dichas direcciones, ya que se identifican con el saldo de las transacciones.

El saldo total del que disponemos es igual a la suma del valor de sus direcciones. Lo cual equivale a una diferencia entre los pagos y los cobros.

La gestión de la criptomoneda

Si quieres gestionar las cuentas de tu moneda digital, debes utilizar un software especializado. Este es el monedero o la cartera de bitcoins.

Lo puedes tener en tu móvil, en una tablet o en tu ordenador. De este modo, podrás crear tus cuentas y generar las diferentes direcciones de bitcoins, al igual que sus claves privadas, con las que enviar o recibir dinero en forma de este tipo de moneda.

Aspectos en la seguridad de los bitcoins

Si deseas cobrar en bitcoins de forma segura, tendrás que enviar la cantidad equivalente a la criptomoneda a la dirección de origen del comerciante. Se hace desde la cartera y la red que se utiliza es una P2P. La transacción se recoge por los mineros o “contables del bitcoin”. Ellos la procesarán y la apuntarán en su contabilidad, que corresponde al blockchain.

Como medida de seguridad, el blockchain tiene una contabilidad abierta. Cualquiera puede consultarla y observar sus movimientos, como medida de fiabilidad al sistema, así como de transparencia. Si bien, sigue estando protegida la identidad del propietario de las cuentas. Este es el que cuenta con su clave privada para acceder.

La blockchain es la base de datos donde se guarda la contabilidad del bitcoin. Se compone de registros en cadena que llevan a la vez diversas transacciones que reciben el nombre de bloques. Estos se comprueban y verifican por los mineros a través de dificilísimos cálculos criptográficos.

Los nuevos bloques se graban de forma periódica y así, las transacciones se confirman. Si una transacción tiene entre 3 y 10 confirmaciones, se considera irrevocable. Es en ese momento cuando puedes disponer del importe, ya que se reflejan las transacciones.

Además de la seguridad, cabe destacar que el sistema es rápido, dada la dificultad de sus cálculos criptográficos. No obstante, no son lo suficientemente ligeros para que se puedan utilizar en el día a día en los pagos al contado, debido a su falta de fluidez.

No resulta factible en pagos que necesitan inmediatez, como pueden ser las compras que hacemos cada día en tiendas y supermercados, ya que hay que esperar para comprobar si el pago de los bitcoins se ha realizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*