3 Consejos para cortar un jamón de forma adecuada

Uno de los puntos más indispensables a la hora de disfrutar de un buen jamón es el corte, y es que de cómo haya sido cortado el jamón dependerá enormemente su sabor, su textura, jugosidad, etc.

El corte del jamón es uno de los puntos más importantes, pero también uno de los que a menudo más se resisten, y es que son pocas las personas que tienen maña con el cuchillo y son capaces de cortar el jamón a cuchillo de la manera correcta.

Y aunque ahora gracias a Internet está la posibilidad de comprar jamones ibéricos online ya loncheados, lo cierto es que el arte de cortar el jamón se valora enormemente, especialmente cuando eres un auténtico amante del jamón.

Conscientes de ello, hemos querido aprovechar este post para darte tres consejos para cortar un jamón de forma adecuada, que te serán de gran ayuda y te permitirán disfrutar todavía más de esta delicia gastronómica. ¡No te los pierdas!

Cuchillo de calidad

Para cortar bien un jamón, lo primero y más importante de todo contar con un cuchillo que sea de calidad y que esté perfectamente afilado. No tengas ninguna duda de que el cuchillo será tu mejor aliado a la hora de cortar el jamón, por lo que cuanto mejor sea, más posibilidades tendrás de conseguir los mejores resultados.

Te recomendamos que el cuchillo que utilices para cortar el jamón lo compres en una tienda especializada de jamones, y a poder ser, no dudes en pedirle que te lo afilen antes de comprarlo. Una vez cuentas con un cuchillo de calidad y perfectamente afilado, ya podrás centrarte en el corte.

Jamonero

Si el cuchillo es importante, el jamonero lo es igual o todavía más. Hay que tener en cuenta que el jamonero será el soporte que se encargará de mantener firme el jamón, por ello es importante que sea de calidad y que pueda garantizar el mejor corte.

El jamonero te ofrecerá comodidad y libertad a la hora de manejar el cuchillo, por ello no sólo debe mantener seguro el cuchillo, sino que además debe ser lo suficientemente grande como para poder maniobrar sin ningún problema. Por muy buen cuchillo que tengas y por alta que sea la calidad del jamón, si el jamonero no te acompaña, será complicado conseguir sacarle el máximo sabor.

Técnica

Y por último, aunque no por ello menos importante está la técnica. Y es que la técnica es la clave para conseguir los resultados esperados, permitiéndote cortar el jamón del tamaño que más te guste, acertando con la finura o el grosor.

Para ello es importante que mantengas una mano en la pata del jamón, sujetándolo firmemente, y con la otra procedas al cortado del jamón, de manera suave pero consistente.

Si la primera vez el corte no es el esperado, que no cunda el pánico, ya que es algo totalmente normal. Como en todo, la práctica es clave, por ello cuanto más vayas cortando verás como los resultados van mejorando, hasta el punto de que acabarás convirtiéndote en un auténtico maestro jamonero.